Identidad Corporativa: Clave para el crecimiento empresarial

Identidad Corporativa: Clave para el crecimiento empresarial

¿Qué es la identidad corporativa?

La identidad corporativa o marca personal de una empresa es el conjunto de elementos que la definen, como sus características, sus valores, sus creencias, su historia, sus normas, su filosofía, sus colores, su logo, su sello personal.

Sobre todo, es aquello que la hace única, la diferencia de otras y conforma su razón de ser. La identidad corporativa es el alma de la empresa.

Aunque habitualmente solemos reducirla como la manifestación física de la marca, es decir, su proyección visual dejando de lado su propuesta de valor y su propósito.

La identidad corporativa surge a la par con la actividad comercial, cuando las empresas necesitaban marcar sus mercancías a través de sellos o figuras. Esto ayudaba a diferenciarlas de las de otro comerciante. En consecuencia, estas marcas fueron adquiriendo cada vez mayor relevancia y competencia para hacer resaltar la importancia de las empresas. Así surgieron los logos o logotipos, es decir figuras más refinadas que tenían la función de ser leídas y no solo vistas. Se conformaban por letras ligadas que representaban iniciales del nombre de la empresa o sus dueños o los nombres completos.

Fue hasta 1907, en Alemania, que la identidad corporativa se conceptualiza como un conjunto de elementos unificados que dan vida y alma a las empresas. En la actualidad los logotipos siguen teniendo la importancia desde su origen, puesto que representan a la empresa que quiere identificar sus mercancías o servicios. Los logotipos cumplen la función de marcaje de la identidad, por tanto, un logotipo es también una marca.

Beneficios de una correcta gestión.

Gestionar la identidad corporativa tiene que ver con llevar a cabo acciones que impulsen a la marca de manera secuenciada. Es decir, una acción desencadenará otra que fortalecerá la estructura y, a la par, irá agregando beneficios para la organización traducidos en mejoras económico-financieras.

Identidad corporativa: Clave para el crecimiento empresarial

Beneficios internos

No sobra decir que la identidad bien definida de una marca o corporación genera sentimientos de confianza y bienestar.

En este sentido, un espacio físico bien organizado, pulcro y lo más confortable posible permite un mejor desempeño de los colaboradores. Las condiciones de iluminación, ventilación y seguridad hablarán del valor y cuidado que se da a las personas que laboran en la empresa.

Del mismo modo, los colores elegidos para representar a la marca visibles siempre de manera armónica en mobiliario, paredes, decoración, logotipos, vestimenta, genera un sentido de unidad, de pertenencia y promueve una mejor colaboración.

Cuando todas las personas que colaboran en la empresa conocen los objetivos que se persiguen y la forma en que van a cumplirse es más probable que se involucren de manera más asertiva y comprometida, generando un mejor clima organizacional.

Del mismo modo, cuando las personas se sienten valoradas como colaboradores en el impulso y crecimiento de la empresa, es más probable que desarrollen un sentimiento de lealtad y permanencia, disminuyendo los índices y costos por rotación de personal.

Beneficios externos

Por otro lado, cuando un visitante o cliente visita un espacio empresarial que denota los aspectos mencionados en el apartado anterior, reconoce que es una empresa formal, comprometida y responsable.

Observa que es una empresa que se diferencia de otras, por el empeño que pone en cuidar hasta los mínimos detalles de calidad, atención y valor agregado al promover sus productos o servicios y, por tanto, genera sentimientos de confianza.

Se forma entonces en la mente de ese visitante o consumidor una imagen de fiabilidad y buen servicio. Será más probable que se convierta no solo en un cliente recurrente, sino en un poderoso portador de buenas referencias para otros posibles compradores.

Elementos de la identidad corporativa.

Hay infinidad de autores que definen los elementos que conforman la identidad corporativa, resumiendo sus aportaciones podemos extraer básicamente los siguientes, manifestando los principios creadores y sustanciales del quehacer empresarial:

  • Nombre. Es el primer elemento de diferenciación de la empresa. Éste debe ser corto y preciso, fácil de recordar. Es conveniente buscar que sea único y atractivo.
  • Logotipo. Éste puede acompañar, e inclusive, sustituir al nombre de la empresa. Debe ser un gráfico que la represente, que por sus colores, formas e impacto visual sea reconocido y recordado con facilidad.
  • Tipografía. Debe estar en concordancia con lo que la marca quiere transmitir ya que estará siempre presente en su identidad a través de diferentes representaciones.
  • Colores. Los colores transmiten o generan sensaciones, por ello es primordial elegir colores que estén en concordancia con los valores de la empresa, así como la naturaleza de los productos o servicios.
  • Imágenes. Éstas suelen transmitir los valores de la empresa, la naturaleza de los productos o servicios y las sensaciones que pretenden generar en sus visitantes o clientes.
  • Voz y tono. Representan la forma en que los colaboradores se dirigirán hacia sus clientes y visitantes, por ello es preciso conocer al público objetivo y mantener coherencia en el trato hacia los clientes y compañeros de trabajo.
  • Eslogan. Es el lema o leyenda que acompaña al logotipo y que resume la esencia de la empresa.

Manifestación de la identidad de una empresa.

Si recordamos que la identidad corporativa representa el alma, la razón de ser de la empresa, entonces es fácil concluir que se manifiesta en todo el espacio físico, en las relaciones interpersonales, en los objetos, en las estancias, e inclusive en los procesos y en su documentación.

Es necesario que se encuentre a la vista de todos los colaboradores y visitantes todo aquello que recuerde quiénes somos, qué hacemos, hacia donde vamos, qué promovemos, cuáles son nuestros valores.

Para lograrlo se recurre a elementos visuales y publicitarios dispuestos de manera armónica y estratégica en el espacio físico empresarial. Éstos ayudan a reforzar la imagen corporativa y a generar un clima de confianza y profesionalismo.

Para apoyarte en la apasionante labor de crear una identidad empresarial sólida y reafirmar tu marca acude con personas expertas.

En Anuncios Rodríguez estamos dispuestos a desarrollar tus ideas y asesorarte en la elección de formatos y materiales que harán lucir y crecer tu marca.

¿Estás listo para crecer?
Identidad Corporativa: Clave para el crecimiento empresarial

Deja un comentario

Deslizar arriba